Emotivo encuentro de padres e hija, tras 22 años sin verse

Compartir
Kati (Jingzhi), en el encuentro con sus padres biológicos Xu Lida y Qian.
Kati (Jingzhi), en el encuentro con sus padres biológicos Xu Lida y Qian.

Pekín, China.- En el mundo hay repetidos encuentros entre familiares, que por azares del destino se separan, pero en China se vivió un episodio por demás tierno y emocionante: Una joven de 22 años de edad logró el reencuentro con sus padres, luego de que ellos la abandonaron de recién nacida, debido a la prohibición del gobierno de tener más de un hijo.

El escenario fue el Puente Roto de Hangzhou, justo el “Día Chino del Amor”, entre la joven Kati (Jingzhi su nombre original), y sus padres biológicos Xu Lida y Qian.

LA HISTORIA

Hace 22 años el Gobierno de China tenía vigente la prohibición de que cada pareja solo tenía derecho a tener un descendiente, pero Xu Lida y Qian recibieron a su segunda hija, a quien pusieron por nombre Jingzhi, y ante el temor de acciones en su contra, decidieron abandonarla en un mercado en 1995, con una nota que decía: “Si fuimos creados el uno para el otro, que el cielo nos permita encontrarnos en 10 o 20 años”.

“¡Oh, compasión para los corazones de padres y madres cercanos y lejanos! Gracias por salvar a nuestra pequeña hija y cuidar de ella. Si fuimos creados el uno para el otro, que el cielo nos permita encontrarnos en el Puente Roto de Hangzhou en la víspera del Día Chino del Amor en 10 o 20 años”.

Jingzhi fue entregada en adopción cuando tenía un año de nacida a los Pohler, una familia estadounidense que se la llevó a radicar a Michigan, bajo el nombre de Kati.

Nunca le contaron nada sobre su origen, decidieron que el momento sería cuando ella preguntara, y así fue.

A los 10 años los padres biológicos Xu Lida y su esposa Qian Fenxiang fueron al Puente Roto, ahí estuvieron todo el día a los padres biológicos de Kati, de acuerdo con la nota que recibieron cuando adoptaron a la bebé.

Al no darse este reencuentro a los 10 años, para cuando le jovencita preguntó por su origen, le contaron que ellos la habían adoptado, situación que le generó confusión, lo tomó como traición, y se dedicó a buscar el reencuentro con sus padres biológicos, que se dio a los 20 años, justo el Día Chino del Amor, con la cobertura de Chang Changfu, un documentalista chino que se ofreció ayudar a los padres biológicos para encontrar a la niña.

Comentarios