Sufre Jared, pero lucha por sanar de sus quemaduras

Compartir
Sufre Jared, pero lucha por sanar de sus quemaduras
Sufre Jared, pero lucha por sanar de sus quemaduras.

Guaymas, Sonora.- El pequeño Eyden Jared Rumiano Castañeda sigue firme en su lucha por vencer la adversidad, luego de resultar con graves quemaduras tras aquel incendio la mañana del 10 de mayo en su casa del fraccionamiento Ocotillo Uno; su proceso para sanar sigue adelante en el Hospital Shriners, de Sacramento, California.

Este día su señora madre Esmeralda Castañeda Lizárraga escribió en su cuenta de Facebook los avances de su “pequeño gigante” y el dolor que le causan las curaciones, como el cambio de vendas que le tocó presenciar este jueves.

“Hoy quiero contarles que entre al primer cambio de vendas de mi gordito y la verdad nunca imagine y nunca me pasó por mi mente verlo así, me ha destrozado mi propia alma, tuve que ser demasiado fuerte para soportar ver todas sus heridas, pero gracias a mi Dios, que medio la fortaleza para aguantar mis ganas de llorar y sonreí”.

Y agrega: “Gracias a los doctores y a mi Dios por darle muchas fuerzas a mi niño, por aguantar tanto dolor, no saben qué dolor sufre cuando le tallan sus heridas u otra cosa, tantos que nos quejamos por un dolor de muela u otra cosa, en verdad a nadie le

desearía pasar por esto que estamos pasando mi niño y yo, porque la verdad he sido muy fuerte y me admiro como madre porque algunas soportamos tanto dolor, pero doy tantas gracias al de arriba por darle otra oportunidad a mi niño y por estar con él en todo momento”.

Para finalizar su comentario, esmeralda asienta: “Eyden Jared Rumiano Castañeda es mi hermoso guerrero”.

Como se recordará, la mañana del 10 de mayo de este año, en pleno Día de Las Madres, una vivienda del fraccionamiento Ocotillo Uno estalló en llamas y los hermanos Ian Tadeo, de 4 años, y Eyden Jared, de dos añitos, resultaron con quemaduras, principalmente el más pequeño.

Ambos fueron llevados a la Unidad Médica de Alta Especialidad del INSS en Ciudad Obregón, de donde días más tarde Jared fue llevado vía aérea a Sacramento, California, para continuar con su atención en el Hospital Shriners, y semanas después Ian Tadeo fue dado de alta y ya se encuentra con sus abuelos en Guaymas.

Eyden Jared continúa la lucha por seguir en este mundo, con una fortaleza admirable.

Comentarios