Buscan tipo de sangre único para salvar a niña de la muerte

Compartir
Buscan tipo de sangre único para salvar a niña de la muerte
Buscan tipo de sangre único para salvar a niña de la muerte.

Un extraño tipo de sangre único en el mundo es la única esperanza de una niña de dos años para sobrevivir de un agresivo cáncer.

La menor, Zainab Mugah, fue diagnosticada con neuroblastoma hace dos meses, aunque se cree que el tumor en su estómago había estado creciendo durante al menos diez meses antes del diagnostico.

A los glóbulos rojos de Zainab les falta un antígeno común conocido como Indian-B, dijo Susan Forbes, vicepresidenta de marketing y comunicaciones de OneBlood, a organización que ayuda a la familia a buscar la sangre para Zainab.

Debido a que el antígeno es tan común, hace que sea difícil encontrar donantes de sangre a los que les falte también, aseguró.

La sangre es aún más difícil de encontrar porque los donantes deben tener los tipos de sangre “O” o “A” y ser 100 % de descendencia india, iraní o paquistaní, dijo Forbes.

Al menos del 4% de la población mundial tiene el tipo de sangre que Zainab necesita para someterse a un tratamiento, que incluye transfusiones de sangre frecuentes. Ninguna de los familiares de Zainab ha resultado ser compatible, contó el padre, Raheel Mughal.

Hasta el momento, OneBlood ha localizado tres donantes, incluyendo uno en el Reino Unido cerca de Londres, con la ayuda del Programa de donantes raros de Estados Unidos, dijo Forbes. Desde entonces, los tres han enviado unidades de sangre al área de Miami, donde vive la familia.

La sangre es aún más difícil de encontrar porque los donantes deben tener los tipos de sangre “O” o “A” y ser 100 % de descendencia india, iraní o paquistaní. Foto Ilustrativa/Pixabay
Si bien la sangre no curará el cáncer de Zainab, le permitirá someterse a dos trasplantes de médula ósea, lo que la hará más fuerte y permitirá que los médicos le administren dosis más altas de quimioterapia, explicó Forbes.

La niña ya está recibiendo quimioterapia regular, lo que ha ayudado a reducir el tamaño del tumor, pero aún tiene un largo camino por delante y su vida, según las palabras del propio padre, dependen mucho de la sangre y de la generosidad de los donantes.

Comentarios