Madre cuenta las últimas horas de vida de la niña Itzel Nohemí, de tan solo 7 años

Compartir

San Luis Río Colroado, Sonora.- Nunca olvidará la última vez que vió a la niña Itzel Nohemí, acostada y dormida, cuando su madre se despidió de la pequeña de siete años, como lo hacía todos los días a las 5:00 de la mañana, hora que tenía que salir ella a trabajar y dejar sola a su hija. La mujer regresa y ya no encontró a la niña, que desde ese mismo día fue abusada, asfixiada y enterrada a 50 metros de su humilde vivienda en la ciudad de San Luis Río Colorado.

Fue el día 23 de mayo cuando la niña desapareció y dieron aviso al 911 y pese a lque se emitió la alerta Amber y se realizaron intensas búsquedas, fue encontrada siete días después con su cuerpo semienterrado, a escasos metros de un canal, en donde los habitantes de la ciudad fronteriza estaban asombrados del hallazgo.

Las personas que participaban en el recorrido la buscaron sin parar y recuerdan que gritaban Mimí, como la llamaba su familia, y pese a los llamados de angustia de su madre, nadie más desde ese día escuchó su tierna voz.


En las investigaciones se conoció que la niña fue vista por última vez, cuando se bañaba a un costado del canal de riego, que estaba a escasos metros de su vivienda, y partir de ese momento ya nadie más recuerda haberla visto.

Las esperanzas de encontrarla con vida se esfumaron cuando la tarde el 30 de mayo fue localizado el cuerpo de una niña en un terreno desértico, y sorprendentemente cerca del canal y 50 metros de su humilde casa.


La Agencia de Investigación Criminal especializada en búsqueda de personas encontró a la niña en ese terreno de la colonia Solidaridad. A partir de este momento, se procedió acordonar el área para encontrar indicios.

De acuerdo a la Fiscalia estatal, el mismo jueves 23 de mayo, la niña fue privada de la libertad, asesinada y de conformidad a las pruebas forenses, Itzel Nohemí fue abusada y posteriormente estrangulada.

Las investigaciones de que sucedió ese día llevaron a los agentes ministeriales a ubicar a un presunto homicida, que una semana antes también había participado en los grupos de búsqueda de la niña y que mostraba una enorme tristeza.

De acuerdo a los interrogatorios al presunto feminicida, se señala que efectivamente la niña se encontraba jugando sola a un costado del canal de riego, y después de observarla un tiempo, decidió cometer el delito en contra de Itzel Nohemí, que tras haberla atacado sexualmente, decidió que debía cometer el homicidio.

Cuando la asfixió a la niña, según la Fiscalía estatal llevó el cuerpo de la pequeña y lo comenzó enterrar, porque confiaba que ella vecino de la familia y aseguró a los policías que tenía cercanía con la víctima, que le permitió que la niña le tuviera confianza y como consiguiente lo dejó que se le acercara.

El hombre detenido ha sido identificado como Aarón Guadalupe de 29 años y es señalado por su presunta responsabilidad del feminicidio de Itzel Nohemí, que de acuerdo a la Fiscalía de Sonora tiene antecedentes penales por robo con violencia.

La línea de investigación más fuerte es por el delito de feminicidio y violación agravada, destacó la Fiscalía estatal.

Los padres de la niña, Miguel Ángel y María Luisa lloran la muerte de su pequeña Mimí y piden justicia a las autoridades de Sonora, porque con la muerte de su hija arruinaron su vida.

Asimismo, pidieron protección para ellos ante los ataques y calumnias que han sido objeto, que en estos momentos no pueden ni siquiera estar en su vivienda, cerca en donde fue asesinada Itzel Nohemí.