Gasolineras de Sonora desaparecen de la lista de las más careras; una se negó a ser verificada

Compartir

Hermosillo, Sonora.- La empresa petrolera estadunidense Chevron colocó su primera gasolinera en territorio mexicano, al poniente de esta capital, donde venden el litro de gasolina hasta en un 60 por ciento más cara que en el vecino estado fronterizo de Arizona, mientras que esta semana las estaciones de gas y combustible de Sonora salieron de la listas de las más carera, pero una de San Luis Río Colorado se negó a ser verificada.

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) presentó, como cada lunes, el reporte de quién es quien en el precio de las gasolinas.

La gasolinera que se negó a ser verificada es la que tiene razón social Grupo Empresarial Cachanilla S.A. de C.V., ubicada en avenida Venustiano Carranza y calle Cuarta No. 400.


En Diésel, el precio más caro se ubicó en Villa de Tututepec, Oaxaca a $22.13 por litro, mientras que el precio más económico fue en el centro de Tabasco a $17.44 por litro.

En cuanto a gasolina Premium, el precio más alto se registró en Monterrey, Nuevo León, a $ 21.93 por litro y el más barato en el centro de Tabasco a $19.19.


Para el caso de la Magna el precio más elevado fue en Aguascalientes, Aguascalientes a $21. 81 y el más barato en Macuspana, Tabasco a $19.20.

Al hablar de marcas, en promedio, los precios más altos se concentraron en Chevron, Arco y RedCo mientras que los más económicas se registraron en Gas, Orsan y Oxxo gas.

Con respecto a las 125 verificaciones realizadas en la semana, Sheffield mencionó que cinco gasolineras no se dejaron verificar, dos de ella se ubicaron en Sinaloa, una en Sonora, una en Chiapas y otra en Michoacán, además, 25 de ellas presentaron irregularidades en dar litros de a litro y 73 no tuvieron irregularidades.

De acuerdo con el titular de la Profeco, el 13 de junio se llevó a cabo una visita de verificación a la estación Salvador Luis Barrera Llanos ubicada en Adolfo López Mateos Colonia Progreso en Monclova, Coahuila, en la que se detectaron elementos ajenos a los sistemas de medición, es decir, un rastrillo, lo cual permite que el propietario reduzca a su voluntad el porcentaje de litro.

“Puede quitarle 10% o 1% del litro, sin embargo, ya se inmovilizaron todas las posiciones de carga con que cuenta la estación de servicio” explicó Sheffield.

Además, destacó que aproximadamente 8% de las gasolineras tienen rastrillo.

En el tema de gas LP, se mostró que el más caro en tanques estacionarios se vende en Torreón, Coahuila, a $11.39, y el más económico en Santiago Miahuatlan, Puebla a $7.43.

El gas más popular es el que se consume por cilindros, aquí el precio más alto nuevamente vuelve a ser Torreón, Coahuila a $21.10 por kilo y el más barato en Querétaro, Querétaro a $12.29.

Las marcas con los precios más altos fueron Grupo Nieto, Grupo Tomza y Pagasa y los más económicos Gutiérrez Nieto, Humberto Garza y Grupo Cooperativa.

El titular de Profeco dijo que son 22.5 millones de mexicanos quienes consumen gas por medio de cilindros, mientras que 3.5 lo hacen por tanque estacionario, también mencionó que el 45.8% del gas es para uso residencial.

En cuanto a la verificación de gas LP, se destacó que se inmovilizaron 66% de cilindros; 26% fue por falta de condiciones de seguridad y 40% por otras causas.