Por poco caen abuelitos en las garras de extorsionadores

Compartir

Hermosillo, Sonora.- Por más que se alerte a la ciudadanía para que evite caer en las redes de los extorsionadores telefónicos, las técnicas que estos delincuentes utilizan en ocasiones provocan que sus víctimas caigan en shock y terminen cediendo ante sus amenazas, como sucedió ayer con una pareja de abuelitos.

Ellos, adultos de la tercera edad y cuyos nombres omitimos por solicitud de sus mismos familiares, recibieron una llamada telefónica, donde un sujeto con voz amenazante les exigió cierta suma de efectivo para que se lo depositaran en una cuenta bancaria en una tienda Oxxo.

Les aseguraron que tenían secuestrada a su nieta y que la estaban golpeando, por lo que con 50 mil pesos podían arreglar la situación.


Afortunadamente intervinieron otros familiares, localizaron a la presunta “secuestrada” y de esta forma se rompió la cadena para esta extorsión telefónica.