Estaba Sarahí en hora y sitio equivocados cuando fue baleada

Compartir

Guaymas, Sonora.- La pequeña Martina Sarahí, de solo doce años de edad, fue víctima inocente del ataque armado, ocurrido anoche en el barrio Yucatán; estaba tomando señal de Internet del domicilio de una vecina y quedó justo en la dirección donde “zumbaron” las balas asesinas de un grupo armado y de esta forma resultó gravemente herida.

El reporte señala que la pequeña, residente de la calle 11, entre avenidas uno y dos del sector referido, le pidió permiso a su señora madre para colocarse frente al domicilio vecino, a fin de alcanzar con su celular la señal de Wi-Fi (Internet) y jugar por un rato.

Quedó colocada justo en la línea de fuego, a un costado del automóvil de alquiler número 414 de Radio-Taxis, donde se encontraba el chofer Migue Angel, de 29 años, platicando con otra persona.

En eso llegó un auto sedán, de color oscuro, cuyos ocupantes comenzaron a disparar contra los ocupantes del taxi Nissan “Tsuru”, de color blanco.

El chofer solo tuvo rozones de bala en la cabeza y un brazo, pero la pequeña Martina Sarahí se llevó la peor parte: Un impacto de bala en la mano derecha, otro más en el glúteo del mismo lado y el tercero y más delicado, en el abdomen, que le interesó el colon e hígado.

El personal de Urgencias del Hospital General de Guaymas trabajó de manera intensa para estabilizar a la pequeña guaymense y de esta manera la mañana de hoy fue trasladada en ambulancia al Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), donde fue recibida por médicos especialistas, que trabajan para salarla del cuadro delicado de salud y que entre en vías de recuperación.