Marcos cambió la vida de los demás y terminó perdiendo la suya

Compartir
Marcos Gutiérrez Cabrera, que en paz descanse..

Nogales, Sonora.- En los últimos tres años, Marcos Gutiérrez Cabrera se dedicó a la venta de flores en el corazón de esta ciudad, donde su gran entusiasmo llevó al enamoramiento de numerosas parejas, reconciliaciones, demostraciones de amistad y del hermoso detalle de una flor en alguna fecha especial, ese era este joven, de apenas 19 años de edad.

Se notaba que amaba la vida y le imprimía el sentimiento extraviado del romanticismo en su actividad diaria, donde lograba aceptables comisiones, dinero que llevaba para apoyar el gasto de su familia.

Pero la tarde-noche del jueves de esta semana hubo un ataque armado en la colonia Buenos Aires, donde el jovencito Marcos fue alcanzado por las balas asesinas, que le arrancaron la vida y causaron un profundo dolor en sus seres queridos.

Este fin de semana el crucero, donde Marcos hacía sus ventas, lució triste, desolado, sin ese ímpetu de romanticismo y amor que

generaba con sus flores este joven nogalense, que a su corta edad llegó a ser un ícono en esta ciudad.

Descanse en paz Marcos Gutiérrez Cabrera.