Encuentran a pareja de niños colgados sin vida en un sótano

Compartir

Pensilvania.- Una llamada al 911 puso al descubierto algunos detalles nuevos sobre un horrible incidente que dejó dos niños muertos, aunque las autoridades aún no han dado a conocer la causa o forma de muerte de los niños.

La llamada reveló que un operador del 911 informó a un oficial que se dirigía a la ruta 2442 en el municipio de Albany, que dos niños estaban colgados dentro del sótano de la residencia.

Lisa R. Snyder aparentemente llamó al 911 después de encontrar a sus hijos, Conner, de 8 años, y Brinley, de 4, colgados de una correa de perro. Snyder dijo que su hijo había amenazado con suicidarse en el pasado y que era víctima de bullying.

Ambos fueron llevados apresuradamente al Lehigh Valley Hospital-Cedar Crest, pero fueron declarados muertos cuatro días después, y con solo unos minutos de diferencia.

Los investigadores confirmaron que los niños fueron encontrados colgados de los extremos opuestos con una correa de perro cubierta de plástico que alguien había enrollado alrededor de la viga principal del sótano, informa Reading Eagle.

Las autoridades encontraron dos sillas de comedor en el sótano. Ambas estaban volteadas a unos tres pies (casi un metro) de distancia una de la otra.

A principios de este mes, las autoridades confiscaron numerosos artículos de la casa de la familia, incluyendo la Xbox de Conner.

La madre del niño le dijo a la policía que frecuentemente usaba la Xbox para jugar videojuegos y para conectarse a Internet. Las autoridades también incautaron dos iPads y una computadora portátil.

Posteriormente, los investigadores llevaron a cabo otra orden de registro y, según se informa, determinaron que Snyder tenía dos teléfonos móviles adicionales de los que no tenían conocimiento.

Las autoridades se enteraron de los teléfonos celulares después de una entrevista con el hijo mayor de Snyder, Owen Snyder, de 17 años, según The Morning Call. Además, las autoridades señalaron que la llamada al 911 no se hizo desde el primer teléfono celular que la policía le confiscó a la madre.

“Normalmente, la gente solo tiene un teléfono celular y aquí tenemos tres”, dijo el fiscal de distrito del condado de Berks, John Adams.

El incidente está siendo tratado actualmente como un “homicidio criminal”, según Adams, quien dijo que eso no significa necesariamente que el caso terminará como un homicidio. Las autoridades están esperando que la oficina del forense del condado de Lehigh determine la causa de muerte oficial.

El perro de la familia aún no ha sido encontrado

Los investigadores todavía están buscando al perro de la familia, descrito como una cruza de Husky y Pit Bull de tamaño mediano. Lisa Snyder le dijo a la policía que la mayoría de las veces el perro se quedaba afuera en el patio trasero. Sin embargo, el perro fue regalado desde entonces, dijo la familia a la policía.

“Todo esto es importante para la investigación criminal y la reconstrucción de los acontecimientos que rodearon este incidente”, dijo el oficial Ian Keck, según 69 Newes.

Antes de su muerte, los niños estaban bajo la observación de los servicios sociales. “Los servicios de evaluación y administración de casos en curso fueron proporcionados a Connor y Brinley Snyder a través de los Servicios para Niños y Jóvenes del Condado de Berks”, según un vocero del Departamento de Servicios Humanos del estado.

Los detalles de por qué los niños eran conocidos por el departamento siguen siendo poco claros.

Adams dijo anteriormente que si pudiera hablar públicamente sobre el caso, aplastaría los rumores que han estado circulando en las redes sociales, pero no explicó más. Hasta ahora, no se han realizado detenciones.