Jovencita se quita la vida por no recibir suficiente ‘likes’ en redes sociales

Compartir

Reino Unido.- Chloe Davison tenía solo 19 años cuando fue encontrada sin vida en su casa del condado de Durham, en Reino Unido, el pasado 20 de diciembre.

Se había quitado la vida por no recibir suficientes ‘likes’ y comentarios en redes sociales (Facebook y Snapchat), según su hermana Jade.

A un mes de ese fatídico día, Jade ha contado que el suicidio de Chloe se produjo por un pensamiento sobrecogedor: ‘’Ella creía que no era lo suficientemente buena a menos que recibiera varios likes’’, en redes sociales.


‘’Estoy absolutamente devastada —comentó a The Sun, del Reino Unido—. Ni siquiera tengo palabras para describir el dolor. Chloe era mi mejor amiga y no sé qué voy a hacer sin ella’’.

‘’ Si ponía una foto en Facebook, pedía a toda la familia que le diera me gusta, o se sentaba conmigo para preguntarme cuál era la mejor antes de publicarla’’.


“Las redes sociales no son el 100% la causa [de su muerte], pero fue una gran parte porque es demasiado fácil para las personas sentarse detrás de un teléfono o un ordenador y enviar mensajes desagradables sin consecuencias” añadió.

“Me senté con Chloe muchas noches cuando estaba llorando porque alguien le había dicho algo horrible” continúa explicando su hermana.

Jade insta a los gigantes de las redes sociales como Facebook y Snapchat que realicen un mayor escrutinio de los comentarios que realizan sus usuarios. “Es una pena -afirma- que la gente sienta que la única forma de ser feliz es sentirse aceptado en las redes sociales porque todo es falso. Cuando usas las redes sociales, todo lo que ves es la ‘vida perfecta’ y todo es una competencia para lucir de cierta manera todo el tiempo cuando en realidad es completamente diferente.

Cuando Chloe comenzó a usar las redes sociales, de lo único que hablaba era de cuántos me gusta tenía. Estaba demasiado preocupada por lo que otras personas pensaban de ella”.

La madre de Chloe, por su parte, denuncia el impacto devastador que las redes sociales pueden tener sobre los más jóvenes y exige más ayuda y más campañas de información y concienciación en los colegios. “Chloe era hermosa, pero no lo veía. Le importaba mucho cómo la veían las personas. Publicaba una foto en las redes sociales y quería que le gustara a toda su familia. Si no era así la eliminaba”.

El suicidio es la segunda causa principal de muerte en el rango de 15 a 29 años. No obstante, se puede prevenir adoptando medidas eficaces: gigantes como Facebook utilizan técnicas de aprendizaje automático para identificar patrones de riesgo en los usuarios. Por ejemplo, reconoce publicaciones con imágenes alusivas al suicidio o frases como “quisiera morir”, “ya no puedo más” o “quiero desaparecer”.