Agreden a enfermera por atender a pacientes con coronavirus

Compartir
La enfermera explicó que como resultado de la agresión dos dedos de su mano derecha sufrieron una fractura, incapacitándola para realizar su trabajo.

San Luis Potosí.- Una enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de San Luis Potosí denunció que fue víctima de una agresión física en la vía pública por parte un grupo de niños y su madre, todo por atender a pacientes con coronavirus.


A través de una publicación en Facebook, la enfermera llamada Sandra Alemán detalló que el ataque tuvo lugar alrededor de las 20:10 horas del pasado viernes afuera de una tienda Oxxo ubicada en la colonia Damián Carmona.

Relató que salió del establecimiento y se dirigía a su automóvil cuando un grupo de niños la agredieron rociándola con juego, refresco y café.


COVID, no te nos acerques cul#$%”, gritaron los niños.

Ella respondió pidiéndoles que no le falten el respeto, acto seguido, sale su madre de la tienda y, ofendida por la exigencia a sus hijos, la golpea en el rostro, a lo que ella reacciona defendiéndose.


Terminamos en el pavimento, yo tratando de defenderme por portar ORGULLOSAMENTE UN UNIFORME BLANCO”, relata Sandra.

La enfermera explicó que como resultado de la agresión dos dedos de su mano derecha sufrieron una fractura, incapacitándola para realizar su trabajo atiendo a pacientes con COVID-19.

Sandra manifestó su enojo por el ataque en su contra y exigió un alto a las agresiones contra el personal de salud encargado de combatir la pandemia.

Qué te pasa México. Sólo vamos a trabajar. Yo te cuido pero tú a mí no. No más agresiones al personal de salud”, escribió.

La publicación ha sido compartida más de 100 mil veces en la red social, recibiendo miles de comentarios de indignación por parte de los usuarios.

Este no es el primer ataque contra personal de salud denunciado en el país desde que inició la contingencia por el coronavirus.

Otro ataque tuvo lugar en Culiacán, Sinaloa. Una enfermera denunció que fue rociada con cloro por un hombre cuando caminaba en calles de la colonia Terranova, donde se encuentra la clínica del IMSS donde trabaja.