“Nosotros no queremos dañar a nadie, sólo queremos a mi hermano vivo o muerto”

Compartir

Guaymas, Sonora.- Familiares del joven Iván Alejandro Martínez, con domicilio en la colonia Las Palmas, quien se encuentra desaparecido desde hace dos meses, después de que se perdiera todo contacto el día 8 de febrero del 2020, se encuentran sumamente angustiados y escriben lo siguiente:

“Nosotros no queremos dañar a nadie, sólo queremos a mi hermano vivo o muerto”.

“Hola buen día, hoy quiero compartir con ustedes una pena, una impotencia, tristeza que traigo desde hace dos meses, hoy exactamente se cumplen dos meses de que desaparecieron a mi hermano, es como si se lo hubiera tragado la tierra, no sabemos nada de él”.

“La gente se volvió ciega, sorda, muda, no hubo amistades, no hubo compañeros de trabajo, no hubo nada”.


“En la ignorancia y el orgullo del que dirán, decidimos que no saliera nada a la luz, para que no se manchara el nombre de mi hermano, porque luego la gente habla y dice en que andaría metido”.

“Pero hoy, ya no me importa si hablan o no, sólo necesito saber si mi hermano está bien,  si a mi hermano lo mataron o se lo tragaron”.


“Lo que paso con el desde hace dos meses es como si me hubieran arrancado una parte de mi el tiempo, se detuvo mi vida en ese momento”.

“Si tu te lo llevaste, si tu sabes algo, dímelo solo quiero tener resignación en algún momento, algún familiar tuyo podría estar de este lado, ten compasión de mi, ten misericordia, se bueno”.

“Hoy en este día, en el nombre de Jesús declaró bendiciones sobre ti, sobre tu familia, te envío muchos ángeles para que cuiden de ti, tengas amor y paz en tu corazón, para que tengas piedad, arrepentimiento de todo lo malo que haces, Dios es bueno con personas como tu, Dios te quiere, no le importa quien eres, porque es todo amor, te perdona y te declara sano y limpio de todo pecado que haz cometido, estoy desesperada”.

“Hombre de buen corazón no se porque te hiciste malo, no se porque estas en esa vida, lo único que se, es que todos dentro de nosotros, tenemos amor y sensibilidad por los demás, escúchame yo no te hice nada, me estas haciendo pagar algo que yo no hice, paraste mi vida, paraste mi alegría, paraste todo, porque te llevaste algo de mi, dime donde lo dejaste, te suplico me digas, yo como la hermana que soy el pilar de mis padres, decidí no mover nada, no denunciar, no reclamarle a nadie, solo dejar que pasara el tiempo, pero ya paso mucho tiempo y mi hermanito no apareció, no me interesa quiénes son, no me interesa tomar venganza, somos una familia de cuatro, mi padre está postrado en una cama, mi mamá trabaja para mantenerlo, mi hermana sólo dice que él esta bien y yo sólo le lloro por las noches, no duermo esperando una noticia por las redes, trabajo para salir adelante, no somos gente de mal y también sabes que mi hermano no es una persona mala, siempre fue un muchacho ejemplar, sin ningún vicio, no entendemos que paso, el era el niño de la casa, el consentido de mi mamá, el orgullo de mi papá, el favorito de mi hermana y para mi lo es todo. Me arrancaste la mitad de mi corazón, cualquier cosa que puedas decirme me dará un poco de resignación, ayúdame Dios te ama y puede sanar tu corazón, Dios dice que eres su hijo, que todos somos sus hijos, Dios está triste porque  dice que tu conoces de él, a ti te estoy hablando muchacho, señor quien seas te pido tengas compasión y me digas donde dejaste a mi hermano”.