CERVEZA: La necesidad de unos se convierte en ganancia de otros

Compartir

Guaymas, Sonora.- Para numerosos negocios establecidos legalmente y otros de particulares que funcionan en la clandestinidad, el desabasto de cerveza y la regulación en su venta – con motivo de la contingencia sanitaria por el COVID-19 – les ha generado enormes ganancias, luego de las medidas anunciadas por los gobiernos federal y estatal, que provocaron compras de pánico de esta bebida.

Y es que se generó pánico entre los consumidores de este producto, desde el momento mismo en que se clasificó como no esencial la producción y distribución d cerveza, lo que hizo caer en la inactividad a las grandes fábricas instaladas a lo largo y ancho del país.

Se dijo en marzo que había reservas suficientes de cerveza para cubrir la demanda durante el mes de abril, pero el día 02 del mes se anunció el cierre de expendios y que el producto solo estaría disponible para su venta de 8:00 a 18:00 horas en tiendas de conveniencia y supermercados.


Ello provocó las compras de pánico y el producto en bodegas se agotara, mientras algunos diseñaron estrategias de venta.

Hay supermercados donde para que se pueda comprar un “six”, se obliga al cliente a adquirir al menor 500 esos de otros productos.


Además en los Oxxo’s se retiraron de inmediato todas las “promos” (promociones), de tal forma que 12 latas de cerveza Tecate Ligth, que costaban 115 pesos, pasaron a venderse en 190 pesos mínimo.

Con esos precios y ante la limitación en los horarios de venta, los famosos “aguajes” no se hicieron esperar, algunos tuvieron la oportunidad de adquirir lotes considerables de cerveza para vender el “six”, que les costó 50 pesos, a 150 pesos en la clandestinidad, “y si quieres”, les indican a sus clientes.

De esta manera, las restricciones en la producción y venta de este producto embriagante también les cayó como “anillo al dedo” a algunas cadenas comerciales y particulares.