Inicio Nacional

Declaran culpable a sacerdote por el asesinato del seminarista Leonardo Avendaño

Compartir
Declaran culpable a sacerdote por el asesinato del seminarista Leonardo Avendaño
Declaran culpable a sacerdote por el asesinato del seminarista Leonardo Avendaño

Un juez de control declaró culpable al sacerdote Francisco Javier “N” por el asesinato de Leonardo Avendaño, seminarista de 29 años de edad.

Esto luego de que en junio del 2019, el cuerpo del seminarista fue encontrado en un paraje de la alcaldía Tlalpan.

Tras una audiencia en el reclusorio Oriente, familiares de Leonardo informaron que se determinó que el sacerdote estuvo junto con la víctima en la iglesia Cristo Salvador, en Tlalpan, el día en que desapareció, será el próximo jueves 8 de abril cuando se anuncie la condena para el religioso.


Un sacerdote que mantenía una relación “muy cercana” con el joven Leonardo Avendaño, asesinado el 12 de junio del 2019, es investigado por la Procuraduría General de Justicia (PGJ), como principal sospechoso del homicidio del estudiante de la Universidad Intercontinental.

“Es una de las líneas, porque ellos tenían una relación muy cercana. No sé si sea el rector de la iglesia, pero es el padre que está ahí”, señaló la titular de la PGJ, Ernestina Godoy.

El jueves 20 de junio del 2019 la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la CDMX, dio a conocer la cronología de los hechos, basada en las investigaciones, sobre el hallazgo del cuerpo sin vida de Leonardo Avendaño.

El 11 de junio a las 22:00 horas Leonardo mandó un mensaje a una persona cercana asegurando que pasaría la noche en el hogar del sacerdote Francisco ‘N’.

Las cámaras del Centro de Control, Comando, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), captaron la camioneta de Leonardo ingresando al domicilio del sacerdote, donde permaneció hasta las 3:15 horas del 12 de junio.

A esa hora, las cámaras captaron como la camioneta del egresado de Teología, salió del hogar del sacerdote y avanzó hacia el lugar en el que fue hallado el cuerpo sin vida de Leonardo al interior de su vehículo estacionado sobre la carretera Picacho-Ajusco de la alcaldía Tlalpan.