Inicio Estatal

Drogadictos llegan cada vez más violentos a los Centros de Rehabilitación

Compartir

Empalme, Sonora.- Las personas con problemas de adicción a las drogas que acuden a solicitar ayuda a los centros de rehabilitación, conocidos como ‘anexos’, o son llevados por sus familiares, llegan cada vez más violentos, aseguró Rafael Cital Galindo.

El director de la clínica Pasos Firmes A. C. y Centro Cristiano para Drogadictos y Alcohólicos en Rehabilitación (DAER), explicó que esa situación se debe al grado de intoxicación en el que se encuentran, lo que los torna demasiado violentos, y eso representa riesgo tanto para sus familias como para la sociedad en general.

Manifestó que el uso desmedido de drogas los vuelve gradualmente en más violentos, sobre todo cuando las sustancias que utilizan son altamente adictivas y contienen químicos que causa trastornos en su personalidad, y por ende va mermando su capacidad física y mental.


Precisó que una de esas drogas es el ‘cristal’, sustancia que con solo consumirla una vez ya hace adictiva a la persona, pues genera reacciones en el cuerpo que posteriormente pide que se le suministre, y peor aún en cantidades cada vez mayores.

“El cristal es una de las drogas más devastadoras que existen en la actualidad; acaba paulatinamente al adicto, pero también causa un gran daño emocional en sus familiares, y se convierten a la vez en un lastre para la sociedad”.

Comentó que en los últimos meses se ha incrementado la solicitud para ingresar a pacientes provenientes de las comunidades yaquis y del valle de Guaymas y Empalme, pero lamentablemente en este centro de rehabilitación ya no hay capacidad para recibir a más personas.