Inicio Nacional

Sujeto ebrio viola e intenta matar a su novia en su domicilio

Compartir

Saltillo.- El Centro de Justicia y Empoderamiento para las Mujeres logró la detención de un hombre, acusado de violar e intentar asesinar a su novia cuando se encontraban conviviendo entre bebidas embriagantes en un domicilio de la colonia Saltillo 400.

Los hechos por los que Gerardo “N”, de 31 años, es acusado, sucedieron el pasado 12 de marzo, cuando se encontraba junto con su novia, al interior de su domicilio, ubicado sobre la calle Baldo Cortez en la colonia antes mencionada.

La pareja, que se encontraba celebrando su amor, convivía entre bebidas embriagantes, transcurriendo todo con normalidad, hasta que el acusado decidió combinar los efectos del alcohol con sustancias tóxicas.


Luego de someterse a los efectos de la droga, Gerardo comenzó a tornarse violento en contra de su pareja, con quien apenas tenía tres meses de relación.

Primero el sujeto utilizó su fuerza para someterla, la desnudó y la introdujo a su cuarto, donde procedió a consumar la violación sexual, mientras la golpeaba y agredía verbalmente y amenazaba con matarla.

Pese a que la víctima le rogaba para que le permitiera retirarse de la vivienda, Gerardo advirtió que si pretendía huir la golpearía nuevamente y mataría a sus hijos.

Aprovechando que se quedó dormido, la víctima procedió a buscar las llaves del domicilio, sin embargo, su pareja despertó y nuevamente la violentó físicamente, golpeándola contra la pared de concreto.

Finalmente, tras varias horas, el detenido permitió que su pareja se retirara, no sin antes amenazarla con matar a sus hijos para que no denunciara lo ocurrido, sin embargo, la mujer se armó de valor y se condujo al Empoderamiento, donde le brindaron la asesoría necesaria.

Luego de integrar la carpeta judicial en contra de Gerardo, se emitió una orden de captura en su contra, la cual se cumplimentó durante el transcurso de este lunes, para presentarlo ante la justicia y que responda por lo sucedido.

Gerardo fue internado de inmediato en el Cereso varonil, debido a que el Código Penal señala la prisión preventiva como medida cautelar oficiosa, ante los delitos sexuales.