Inicio Estatal VIDEO: Enfermera inyecta grasa en glúteos de joven sonorense y ahora está...

VIDEO: Enfermera inyecta grasa en glúteos de joven sonorense y ahora está al borde de la muerte

Compartir
VIDEO: Enfermera inyecta grasa en los glúteos de una joven y ahora está al borde de la muerte
Enfermera inyecta grasa en los glúteos de una joven y ahora está al borde de la muerte

Nogales, Sonora.- Un auténtico calvario es el que ha vivido desde hace siete años Estefanía, la decisión propia combinada con los malos consejos de una amiga, tienen al borde del colapso físico y mental a la joven; en su afán de lucir bella, está pagando un precio tan caro que le puede costar la vida.

Estefanía se dejó llevar y está pagando las consecuencias, al ver que su amiga se inyectaba biopolímeros en los glúteos, intentó hacerlo ella misma y el resultado han sido constantes visitas al hospital, cualquier cantidad de cirugías y un eterno sufrimiento; la amiga le había dicho que era la enfermera de un cirujano, eso la animó y ahora sufre por su mala decisión.

En la cronología del caso, la amiga le pidió que comprará xilocaína y jeringas para inyectar un litro del producto en cada glúteo, después de un poco de dolor y fiebre ocasional, el calvario de Estefanía acababa de empezar; las consecuencias en los siguientes meses fueron hinchazón, hematomas y temperatura en ambas piernas, al preguntarle a la amiga, le contestó algo muy vago, a partir de eso ya no la volvió a ver.

Al recurrir con un especialista del IMSS, éste le dijo que no la podía operar ya que sangraba mucho, el diagnóstico fue que «no tenía remedio», aprendió a drenar sus glúteos y su vida transcurrió con relativa calma; después de una gran cantidad de cirugías, consultas, tratamientos y ver que su afección no tenía remedio, una luz de esperanza apareció en su camino.

A través de Rey Grupero, Pedro Moctezuma y con el apoyo de diversas organizaciones, se programó su traslado a la Ciudad de México; ahí el cirujano Giovanni Betti la intervendrá para ponerle fin a su calvario, pero existe un fuerte inconveniente: por su condición es necesario trasladarla en un avión privado, debido a que no puede sentarse y debe ir acostada necesariamente.

Finalmente es la única opción para salvar su vida, ella confía en Dios y en que podrá conseguir los recursos necesarios para lograr su objetivo de vida; quien pueda apoyar con los gastos, se le agradecerá infinitamente su depósito a la cuenta BanCoppel 5256 7833 4964 7991.