Compartir
"Si es una trampa y me van a matar, créeme que ya estoy muerta": Cecy Patricia, líder de Madres Buscadoras de Sonora

Hermosillo, Sonora.- El trabajo que realizan las integrantes del colectivo Madres Buscadoras de Sonora sigue firme, aún en medio de amenazas anónimas y de la falta del apoyo suficiente por parte de las autoridades, aseguró en entrevista la líder de este grupo, Cecy Patricia Flores Armenta.

Durante una entrevista, relató el origen de este colectivo, cuando sus dos hijos fueron desaparecidos, como otras personas, pero nadie las buscaba.

«Al ver la ineptitud de las autoridades para buscar a mis hijos es que yo opté por buscarlos; esperé a que amaneciera, me fui al monte porque no tenía carro, me tuve que ir caminando a la (calle) 36 para buscar a mis hijos, hasta ahí pude llegar, porque una amiga mía me buscó; no sabía yo que el dolor me tenía ciega”.

Reconoció que ha recibido amenazas con privarla de la libertad, “pues llévenme, si es una trampa y me van a matar, créeme que ya estoy muerta, ¿tú crees que yo tengo vida?, claro que no, yo me estoy muriendo, si no me he muerto es por la esperanza de que mis hijos vuelvan a mi casa”.

 

 

UNA LABOR MUY DURA

Dijo que la labor que realizan es muy dura, “la verdad son cosas tan fuertes que necesitas vivirlas para sentirlas; nadie estamos preparados para el dolor, esto es muy doloroso, porque tuve que aprender a caminar sobre huesos, sobre cenizas y sobre fosas clandestinas buscando a mis hijos”.

Lamentó que ante la falta de apoyo del gobierno “tuvimos que ser las madres y los padres los que tuviéramos que caminar sobre fosas clandestinas para llegar a ellos, seguir sus huellas para llegar a la última de ellas”.

Hizo énfasis en que “nosotras siempre decimos que no buscamos culpables, no buscamos justicia, lo único que queremos es encontrarlos”.

Expuso que “cuando a mí me llaga una llamada anónima, voy al lugar que me indican, hago el levantamiento, y todo fue anónimo, sin embargo las autoridades, cuando alguien hace un llamado, los atosigan tanto que no los dejan ni trabajar”.

“Nadie está para exponerse al crimen organizado al decir ‘este fue el que los llevó a donde estaba el cuerpo’ y los cuestionan ‘tu cómo sabes, quién te dijo, cómo supiste’,

hasta los tachan de que ellos participaron en ese crimen, entonces la gente tiene miedo a eso (a denunciar)”.

CAO DE ARANZA RAMOS

Luego se refirió al asesinato de Gladys Aranza Ramos, registrado en la Comisaría de Ortiz, Municipio de Guaymas: “Aranza habló conmigo hace unos días y me hizo una petición que me extrañó mucho, y le pregunté que si había recibido amenazas, y le dije que se fuera, que no se preocupara, que su esposo iba a seguir siendo buscado”.

Dice que Aranza le contestó: “Cecy yo no me puedo ir porque le prometí a Brayan (su esposo desaparecido) y a mi hija que lo iba a traer a casa, no me puedo ir sin cumplir mi promesa; y me voy a ir de aquí el día que ya lo encuentre”.

“Aranza recibió amenazas, para ella pedirme que el día en que ella desapareciera, que la buscara, que no la olvidáramos, y le dije ‘porqué estás diciendo eso”, y contestó que tenía miedo, que se sentía muy expuesta, que veía muy seguido pasar unas camionetas por su casa, y que te daba temor, y le dije que se retirara, que se fuera, pero ella no quiso, ella perseveró hasta el último día para encontrar a su esposo”.

Criticó la falta de apoyo de las autoridades para la labor que ellas realizan, “ve con el comisionado de Búsqueda y pregúntale qué

ha hecho con los recursos que le ha dado el gobierno para la búsqueda de desaparecidos, o cuántas veces ha trabajado con este colectivo que no se calla, que por el simple hecho de decir la verdad, pues nadie nos quiere”.

AMENAZAS

“Nos han hecho amenazas para que ya no busquemos, que estamos calentando mucho el rancho, que estamos haciendo cosas que no debemos hacer, que estamos pasando límites que no debemos de pasar; hicimos la denuncia ante el Ministerio Público, y me mandaron con el psicólogo”, afirmó.

“En honor a Aranza las búsquedas no se paran, el esposo de Aranza va a seguir siendo buscado por Mares Buscadoras; se murió Aranza y se cancelaron las búsquedas en Guaymas, pero seguimos de pie y mañana tenemos una búsqueda en Guaymas, primeramente Dios, porque él es quien nos cuida y nos protege, todo está en sus manos”, concluyó.