Compartir
El inmueble en disputa, donde un juicio laboral está desplazando a una legal posesión.
El inmueble en disputa, donde un juicio laboral está desplazando a una legal posesión.

Guaymas, Sonora. La señora Graciela Imelda enfrenta un problema legal de tal magnitud que la pudiera llevar al desalojo de la casa que por caso 40 años ha ocupado, luego de un juicio laboral simulado entre el popularmente conocido “Güero Donas” y el hijo de este, y cuyo fallo para darle posesión podría ejecutarse de un momento a otro.

La historia de este asunto data de 1975, cuando el suegro de Graciela compró la vivienda ubicada en la calle Guadalupe y avenida Limón, y por ello se le extendió el recibo correspondiente, pero sin formalizar en una escritura pública.

Del caso es que hace unos años el “Güero Donas” logra que le escrituren dicho inmueble, a nombre de su hijo Edgardo, a quien posteriormente demanda laboralmente por despido injustificado.

Esta demanda se va en rebeldía, puyes Edgardo nunca se defendió y con ello el laudo sale a favor de su padre, a quien la autoridad está a punto de darle posesión del inmueble, con el consecuente desalojo de la señora Graciela y sus hijas.

Abogados que atienden este caso en favor de la demandada insisten en que se trata de un juicio simulado, un fraude procesal, una demanda laboral que solo se hizo para apurar el desalojo del inmueble, a sabiendas que la señora Graciela tiene el derecho de posesión, que está haciendo valer por las vías civil y penal.

Agregan que la demandada Graciela Imelda vive en ese lugar desde 1982, cuando se unió a su esposo (ya fallecido), y eso le da derecho para convertirse en propietaria.

Pero en el Poder Judicial ya existe un laudo sobre un juicio laboral simulado, que está a punto de convertirse en una… INJUSTICIA.