Compartir

CIUDAD DE MÉXICO.- El mexicano Julio César Chávez hijo dio a conocer en redes sociales que la policía en Sinaloa quiso detenerlo por presunta posesión de armas.

El boxeador transmitió en sus redes el momento en el que los policías le piden que se baje del auto.

Chávez dice que viene de su casa y que no se bajará, pues no ha hecho nada ilegal. La detención habría sido en Plaza Galerías de Culiacán.

Chávez hijo reveló que lo interceptaron y le pusieron una patrulla enfrente de su carro.

“Bájate tantito wey, bájate, te tenemos que llevar a la base, vienes armado, sólo bájate, queremos platicar”, le dicen en el video los policías al hijo del legendario campeón mexicano.

“Vengo de mi casa, me acabo de despertar y no he hecho nada. Yo no traigo armas, acabo de salir de mi casa, no señor, no me voy a bajar porque no he hecho nada”, les responde el peleador que está activo en el pugilismo de paga.

Julio salió del “problema”, pues no se realizó ninguna detención.

Durante la transmisión, se escuchó a Chávez Jr. pedirle a su acompañante que le llamara al gobernador Rubén Rocha Moya para que lo ayudara a salir del problema.

Minutos después, el pugilista reconoció haber vivido una injusticia.