Compartir
Abuelitos son extorsionados y los despojan de 100 mil pesos con falso secuestro de su hija
Abuelitos son extorsionados y los despojan de 100 mil pesos con falso secuestro de su hija

Puerto Peñasco, Sonora.- De nueva cuenta los extorsionadores hicieron de las suyas al lograr con éxito su propósito cuando una pareja de ancianos fueron despojados de 100 mil pesos, tras ser extorsionados por la vía telefónica con el falso secuestro de su hija.

Según el reporte policiaco, esta pareja residentes de la colonia Benito Juárez, el engaño se registró la tarde del martes en donde los afectados realizaron varios depósitos para supuestamente salvar la vida de su descendiente, sin que quedara evidencia de ellos, ya que los autores del delito ordenaron destruir los comprobantes de los depósitos bancarios.

La información oficial explica que a las 15:45 horas del 25 de enero se solicitó auxilio policiaco en avenida Coahuila y calle Ignacio Ramírez, por un fraude consumado vía teléfono; en ese domicilio la señora Isabel C., de 41 años, originaria de este Puerto manifestó que minutos antes, al llegar a la casa de sus papás Guadalupe C. y Francisca C., ambos de 78 años de edad, se mostraron muy contentos de tenerla de regreso.

Isabel se mostró extrañada, fue entonces que sus padres le comunicaron que a las 11:00 horas recibieron una llamada telefónica del número 66 74 50 52 53 en la que les dijeron que tenían secuestrada a su hija.

Los extorsionadores exigieron a los ancianos que depositaran esa fuerte cantidad de dinero para dejar libre a la mujer raptada, luego de ello, a los adultos mayores les instruyeron acudir al banco Bancomer para retirar el dinero y enseguida, en la misma institución bancaria, realizaron dos depósitos de 35 mil pesos cada uno, posteriormente realizaron otros depósitos por 30 mil pesos en diferentes tiendas de autoservicio OXXO, para dar un total de 100 mil pesos timados.

Los afectados notificaron que en ningún momento el extorsionador cortó la llamada telefónica y les dio indicaciones de romper todos los comprobantes y tirarlos.

El delito de extorsión quedó registrado en un informe policial homologado, a disposición de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común para la investigación y seguimiento legal correspondiente.