Inicio Opinion Detienen a seis implicados en la ejecución de sacerdotes en Sonora

Detienen a seis implicados en la ejecución de sacerdotes en Sonora

362
0
Compartir
Detienen a seis implicados en la ejecución de sacerdotes en Sonora
Detienen a seis implicados en la ejecución de sacerdotes en Sonora

ROSARIO TESOPACO, Sonora.- Las seis personas detenidas en Rosario Tesopaco podrían estar involucradas en el homicidio de los dos sacerdotes jesuitas en la sierra de Chihuahua, pero la investigación sigue su curso y habrá que esperar a que finalice, reveló el delegado de la FGR en Sonora, Francisco Sergio Méndez.

En conferencia de prensa, el representante en Sonora de la Fiscalía General de la República informó sobre la detención de seis hombres que se les vincula con el cártel de Juárez, ocurrida el pasado 2 de julio, a las 19:20 horas, en el poblado de Nuri.

El funcionario detalló que los presuntos fueron identificados como Jesús Alfredo, Obiel Orlando, Servando, Venancio, Luis Edgardo y Alfonso, quienes fueron capturados por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Durante el operativo, agregó, se logró asegurar seis armas largas, 29 cargadores plásticos, dos cargadores metálicos, 801 cartuchos, tres chalecos tácticos y diverso equipo táctico.

Se dijo hoy en ‘La Mañanera’ que algunas de estas personas probablemente tuvieran alguna participación en el tema del asesinato de los sacerdotes de Chihuahua. Se están en esas investigaciones”, dijo.

Por lo pronto, agregó, los detenidos ya fueron imputados en la delegación de la FGR en el Estado y su proceso judicial inició, el cual aún no concluye.

El pasado 20 de junio, autoridades de Chihuahua informaron que dos sacerdotes jesuitas, identificados como Javier Campos Morales, de 79 años de edad; y Joaquín César Mora Salazar, de 80.

Los religiosos fueron asesinados en la Parroquia San Francisco Javier, en el poblado de Cerocahui, Chihuahua, una comunidad Tarahumara de la sierra de dicho estado.

Durante el ataque también murió Pedro Palma Gutiérrez, un guía de turistas que aparentemente era muy apreciado en la comunidad, y cuatro personas más fueron privadas de la libertad.

Los hechos violentos conmocionaron al pueblo de México, ya que se dijo que los cuerpos de los sacerdotes y el turista habían desaparecido, y la única prueba de lo sucedido eran los testimonios de los testigos.

Posteriormente se realizó la detención de José Noriel, alias “El Chueco”, a quien se le señaló como el probable responsable del asesinato de los hechos y dos días después de lo ocurrido, la Fiscalía de Chihuahua informó que habían recuperado los cadáveres.