Guaymas, Sonora.- La Fiscalía General de Justicia del Estado concluyó que se trató de un homicidio imprudencial el caso del menor que murió al impactarlo una bala, cuando se encontraba en compañía de su primo en el sector Las Colinas.

Como se informó con oportunidad el pasado 11 de marzo, la víctima mostró a escondidas el arma de fuego a otros menores, incluyendo a su primo de 11 años, pero al pasársela el accionó el arma de manera accidental, impactándolo en el tórax.

El menor de 13 años fue trasladado a un hospital de la localidad y posteriormente al Hospital Infantil del Estado donde horas después dejó de existir.

La FGJE hizo un llamado a evitar tener armas en los hogares y, si se tienen, cumplir con las medidas de seguridad y mantenerlas descargadas y lejos de menores de edad.

Artículo anteriorLocalizan cuerpo en una fosa clandestina en una casa abandonada del sector Punta Arena
Artículo siguienteSicarios ejecutan a el «Toño Moreno» en SLRC