Arrestan a padres sospechosos de matar a su hijo y esconderlo en un congelador

Compartir

Estados Unidos.- Carlton James Mathis, de 26 años de edad y su novia Amanda Oakes, de 36 años de edad, ambos sospechosos de haber asesinado a su bebé y escondido el cadáver en un congelador, fueron detenidos mientras intentaban huir, informó la policía local de Dothan (Alabama).

El cuerpo del bebé, de seis meses de edad y llamado Carlton James Oakes, fue encontrado por la policía poco después del arresto de la pareja oculto en la nevera de una habitación en renta.

De acuerdo con el informe de la policía, el caso se investigaba desde la semana pasada cuando recibieron el reporte de la muerte de un bebé cuyos padres fueron identificados como Mathis y Oakes, por lo cual ambos eran buscados por la localidad.


Sin embargo, la policía recibió el dato de que la pareja podría haber salido de Alabama y se encontrarían en el estado de Florida, por lo cual autoridades de esa entidad se sumaron a la búsqueda.

Tras días de vigilancia, el pasado lunes 4 de junio, Mathis y Oakes fueron ubicados en un complejo residencial en la localidad de Bronson.


“Oficiales de policía del condado de Levy y Alachua intentaron hablar con Carlton Mathis cuando lo vieron saliendo de un departamento. Mathis entonces sacó un arma y huyó del lugar, por lo que los agentes le dispararon cuatro veces”, señala el reporte de la policía.

El hombre fue llevado al hospital donde se estabilizó su condición. Su pareja fue detenida poco después y ambos quedaron bajo custodia de los agentes, según recoge la web Daily Mail.

Tras interrogar a la pareja, la policía determinó que Mathis y Oakes se alojaron un tiempo en un una habitación en Ross Clark Circle (Alabama) por lo que consiguieron una orden para catear el lugar.

Los oficiales revisaron el cuarto y descubrieron el cadáver del pequeño Carlton James Oakes oculto en el congelador.

El cuerpo del menor fue llevado a la oficina del forense donde la autopsia determinará las causas reales de muerte del niño. La policía sospecha que el niño fue asesinado antes de que lo introdujeran al congelador.

Carlton James Mathis y Amanda Oakes hasta el momento se encuentra acusados de un cargo por abusar de un cadáver, por el cual se les fijó una fianza de 15,000 dólares a cada uno; no obstante, se espera que pronto sean acusados del cargo de homicidio, una vez que se reciban los resultados de la autopsia.