Compartir
Guaymas tiene el récord nacional en acumulado de lluvia tras el paso de la tormenta tropical
Guaymas tiene el récord nacional en acumulado de lluvia tras el paso de la tormenta tropical "Jimena"

Guaymas, Sonora.- Con un acumulado de 515 milímetros en un lapso de 24 horas, Guaymas mantiene el récord nacional de mayor lluvia registrada en un solo día, lo cual ocurrió del 3 al 4 de septiembre de 2009, cuando impactó a esta región la tormenta tropical Jimena, causando un gran desastre.

En total, con este fenómeno meteorológico, cuyo centro no alcanzó a tocar tierra en Sonora, en Guaymas se acumularon 672 milímetros de lluvia del 2 al 4 de septiembre, de los que 157 cayeron del 2 al día 3, y 515 del 3 al 4.

Esta cantidad de precipitación, en un buen año lluvioso, de los que desde hace mucho tiempo no ha habido, se acumula en dos años – o más — en esta región, y en esta ocasión cayeron en solo dos días.

De acuerdo a registros de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Guaymas mantiene el récord nacional de lluvia acumulada en 24 horas, con 515 milímetros, seguido de Santa Catarina, Nuevo León, con el huracán ‘Gilbert’, en septiembre de 1988.

En tercer lugar se ubica San Bartolo, Baja California Sur, con 449 milímetros de lluvia tras impactar el huracán ‘John’, en septiembre de 2006; en cuarto lugar está Tanzabaca, San Luis Potosí, con el huracán ‘Gert’, en septiembre de 1993, con 427 milímetros; en quinto está San Bartolo, Baja California Sur, con 425 milímetros, con ‘Liza’, en septiembre de 1976, y en sexto La Villita, Michoacán, con 422 milímetros, cuando impactó el huracán ‘Hernán’, en octubre de 1996.

En el caso de Guaymas, el centro de la tormenta tropical ‘Jimena’ ni siquiera alcanzó a tocar tierras guaymenses ni sonorenses, pero la gran cantidad de lluvia que aquí generó fue por sus bandas nubosas que desprendía, además que se mantuvo semi-estacionario durante varias horas en aguas del Golfo de California, frente a este puerto.

‘Jimena’ se formó la noche del 28 de agosto como la depresión tropical 13-E, frente a las costas de Guerrero, y para el 31 de agosto en la noche ya era un poderoso huracán categoría IV, con vientos máximos sostenidos de 250 kilómetros por hora y rachas de 305 kilómetros por hora, en los límites de la categoría V.

A las 14:30 horas del día 2 de septiembre, ‘Jimena’ tocó tierra en Baja California Sur, como huracán categoría I, y a las 10:00 horas del 3 de septiembre, ya como tormenta tropical, se ubicaba en el Golfo de California, donde se mantuvo por varias horas semi-estacionario.

La madrugada del 4 de septiembre se degradó a depresión tropical, y extrañamente se regresó hacia el oeste y nuevamente tocó tierra en Baja California Sur, en donde finalmente se extinguió.