Madre muere por presunta negligencia en el IMSS; los doctores le decían ‘váyase a su casa’

Compartir
Madre muere por presunta negligencia en el IMSS; los doctores le decían ‘váyase a su casa’.

Monclova, Coahuila.- Una madre de familia del sector Oriente de Monclova, perdió la vida en la Clínica 25 de Monterrey, a causa de una serie de presuntas negligencias médicas ocurridas en hospitales del IMSS de la Capital del Acero.

Hermanas de Sandra Laura Gómez, acaecida el lunes por la mañana en la Sultana del Norte, mencionaron que trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social de Monclova nunca le detectaron un tumor en el riñón izquierdo, y que Sandra Laura falleció desangrada por complicaciones durante la operación para extirparle dicho tumor.

SÓLO LE DABAN UN ‘MEJORALITO’

La occisa, Sandra Gómez tenía 52 años, trabajaba como cocinera y fue descrita por su familia como muy alegre y “bailarina”, dejó a tres hijos adultos, así como cuatro nietos.

“Ella llegó a Monterrey, y llegaron vaciándole los pulmones, los traía llenos de líquido (…) allá recibió un buen servicio, pero aquí no le pusieron la atención debida y su mal avanzó”, lamentó Patricia Gómez, una de las hermanas de la finada, quien destacó que Sandra tenía cuatro litros de agua en los pulmones.

La entrevistada acotó que desde hace aproximadamente un año, Sandra estuvo acudiendo a la Clínica 86, y que el médico “sólo le daba naproxeno y paracetamol para el dolor muscular, mientras ella tenía un tumor en los riñones… le creció, y si se hubiera detectado a tiempo, ella estaría aquí viva”.

“Pudiendo hacerle un TAC, nunca le hicieron nada de eso, puro (medicamento para) dolor y ‘váyase a su casa’, así se la pasó, con dolores, hasta que un médico particular le dijo que tenía un tumor en el riñón izquierdo, en el Seguro nunca le dijeron nada, siempre que era puro dolor muscular y aquí están las consecuencias”, lamentó.

“Se la llevaron el miércoles pasado a Monterrey y la operaron ayer (el lunes) a las 5 de la mañana, estaba muy contenta… le sacaron el agua de los pulmones, hablaba bien, respiraba, andaba contenta porque le iban a quitar el tumor”, agregó.

Trascendió que la operación se complicó, dado que los médicos de la Clínica 25 tuvieron que abrir la vena cava de Sandra, porque el tumor se la invadió, lo que causó que se desangrara y no lograra sobrevivir.

Además del hecho de que el tumor no le fue detectado a la mujer, la familia de la fallecida acusó a un médico urgenciólogo de la Clínica 7 y a otro galeno, identificado como el doctor Pérez, de no brindarle la atención necesaria a la occisa.

Trascendió que la familia no descarta proceder legalmente contra el IMSS de Monclova por lo sucedido.

Comentarios