Bala perdida hiere a niña y pierde uno de sus ojitos

Compartir

Ciudad de México.- Una niña estaba dormida al interior de su recámara, en horas de la madrugada de ayer sábado, cuando de pronto una bala perdida atravesó el techo de lámina de su casa y la hirió en el rostro, a grado tal que perderá uno de sus ojos; del autor de los disparos con arma de fuego nada se sabe.

La niña despertó sobresaltada y comenzó a llorar, tras recibir el impacto, por lo que sus padres se sorprendieron al verla herida y “bañada” con su propia sangre.

De ahí inició un viacrucis, pues la llegaron a los hospitales Pediátrico de Iztapalapa y el General de Tláhuac y tuvieron que pasar múltiples trámites y espera para que atendieran a la menor.


Sobre los hechos delictivos, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) dio por iniciada una carpeta de investigación, dijo Ernestina Godoy, titilar de la dependencia y quien lamentó lo ocurrido en la colonia El Manto, en la alcaldía de Iztapalapa.