Inicio Mundo

Pide liberar al hombre que fue condenado a 25 años de cárcel por castigar a tres pedófilos

Compartir
Pide liberar al hombre que fue condenado a 25 años de cárcel por castigar a tres pedófilos
Pide liberar al hombre que fue condenado a 25 años de cárcel por castigar a tres pedófilos

Anchorage, Alaska.- Angelina Lozano, hermana de Jason Vukovich, un hombre de 44 años, condenado a 25 años de prisión por atacar a tres pedófilos, encabeza una campaña para liberar a su medio hermano.

La hermana de Vukovich busca recaudar 10 mil dólares para ayudar a Jason con sus gastos una vez que pueda solicitar libertad condicional en julio de 2023.

El “cazador de pedófilos” o el «ángel vengador que buscaba justicia» se encuentra en prisión desde 2018 cuando atacó a tres pedófilos. El hombre logró ubicar a los abusadores de menores gracias al registro de agresores sexuales de la ciudad de Anchorage.


El hombre extrajo la información necesaria para irrumpir en sus viviendas y agredirlos a martillazos.

Vukovich encontró a tres hombres a través de la lista de registro de delincuentes sexuales en internet. El hombre dejó inconsciente a uno de los objetivos al golpearlo en la cabeza con un martillo. Este tenía un cuaderno que contenía una lista de éxitos con los nombres de objetivos, incluidas sus víctimas, Charles Albee, Andres Barbosa y Wesley Demarest.

El juez dijo que los hombres atacados ya habían pagado sus deudas con la sociedad. A cambio de su declaración aceptando la culpabilidad, los fiscales decidieron retirar más de una docena de cargos. Vukovich suplicó que otras personas no recurran a la violencia para hacer justicia.

Ember Tilton, es el abogado y dice que es una persona que necesita un psicologoo, no prisión. “No creo que deba ser castigado. Ya ha sido castigado. Todo esto comenzó como el castigo de un niño que no merecía ser tratado de esa manera «, dijo Tilton.

Abuso en niñez lo llevó agredir a pedófilos

De acuerdo con un relato del hombre, su papá adoptivo abusó de él durante las sesiones de oraciones nocturnas.

Los hechos sucedieron 2016, cuando Vukovich anotó en un cuaderno una lista de nombres de abusadores de menores entre los que se incluía a Wesley Demarest, de 67 años.

Según explicó la víctima, el 29 de junio de aquel año, un martillazo rompió el vidrio de una de las ventanas de su vivienda. El hombre no recuerda exactamente qué ocurrió en ese momento, simplemente sabe que se despertó tirado en el suelo en medio de un charco de sangre.

Era el tercer y último ataque de Vukovich a pedófilos. Unos días antes había hecho lo mismo con Charles Albee, Andres Barbosa, pero esta vez no logró escapar y, media hora después de aquel episodio, los policías lograron capturarlo.

Todas las víctimas llegaron a recordar una frase que Vukovich les repetía en medio de sus ataques despiadados: “Soy un ángel vengador”.

Antes de ser sentenciado a más de dos décadas en la cárcel por sus crímenes cometidos, Vukovich escribió una carta en la que admitió sus errores e intento mostrarse arrepentido.