Inicio Mundo

Muere bebé de 7 meses por desnutrición: Madre impuso dieta bíblica para que no engordara

Compartir
Muere bebé de 7 meses por desnutrición: Madre impuso dieta bíblica para que no engordara
Muere bebé de 7 meses por desnutrición: Madre impuso dieta bíblica para que no engordara

Nueva York.- Kameri Garriques, un recién nacido de 7 meses, murió aparentemente por desnutrición en Nueva York y su madre Carla Garriques admitió que le daba sólo comida vegana, alegando que estaba siguiendo preceptos de la Biblia y que no “iba a criar a un niño gordo”.

En una entrevista con el New York Post en la casa de su familia en St. Albans (Jamaica, Queens, NYC), la mujer de 28 años levantó una Biblia y Vegano significa todo lo que hay en esta Biblia”, dijo. “Soy muy sabia. Soy muy inteligente y leo mi Biblia”. También insistió en que su bebé no tenía bajo peso, pero su madre la interrumpió y comentó: “Tengo que ser honesta contigo, era pequeño”.

Al final de cuentas, era vegano”, admitió Carla. “Soy una persona pequeña. Peso 100 libras (45 kilos). No soy una mujer gorda que iba a cargar a un niño gordo”.


¿Por qué están tratando de averiguar lo que hace Dios?”, preguntó retóricamente más tarde. Además de citar la Biblia, Carla dijo que Kameri “fue alimentado como vegano porque con todas las fórmulas, probé seis diferentes, él estaba contrayendo tordo
(infección por hongos en la boca) cada vez”.

No era alimentado con porquerías. No era alimentado con fórmula que contengan químicos”, insistió. Carla también dijo que nunca había vacunado a Kameri contra enfermedades infantiles.

Un representante de Administración la golpeó con la mano para explicar por qué impuso la dieta altamente restrictiva a su recién nacido.

El niño fue declarado muerto después de ser encontrado inconsciente cuando la policía respondió a una llamada al 911 el pasado 30 de octubre. Esta semana, NYPD dijo que el caso había sido declarado homicidio por la Oficina del Médico Forense y que se sospechaba que Kameri estaba desnutrido.

Nadie ha sido acusado, pero fuentes policiales dijeron que su madre es una persona de interés, identificándola por su nombre y apellido. Pero durante su entrevista, ella sólo dijo llamarse “Carla” y señalando hacia un estante afirmó que Kameri había sido incinerado: “Las cenizas de mi hijo están ahí”.

También dijo que tiene otros tres hijos, incluida una niña de 2 años que fue trasladada por las autoridades tras la muerte de Kameri.

“Fueron quince policías en mi contra… Se llevaron a mi hija en noviembre, se la llevaron una semana después… porque sentían que estaba en riesgo por el hecho de que mi hijo murió”.