Compartir
Madre se inmola junto a sus dos hijos de 7 y 10 años en Almería
Madre se inmola junto a sus dos hijos de 7 y 10 años en Almería

Almería, Esp.- La madre que incendió su casa en Almería con ella y sus dos hijos de siete y 10 años dentro el pasado miércoles -murieron los tres- se interesó hace semanas por envases de combustible, según fuentes próximas a la investigación. Al parecer, preguntó a varias personas de su entorno sobre la manera de acceder a este líquido inflamable. En el piso se hallaron bidones industriales vacíos, informaron las mismas fuentes.

Los cadáveres estaban en la habitación de matrimonio, cuya puerta estaba trabada por dentro con el somier, y el fuego pudo originarse tras arder el colchón ayudado por alguna sustancia acelerante.

La investigación, muy delicada desde el principio y que los agentes están llevando con cautela y sigilo ante un hipotético -y prácticamente improbable- giro, está avanzada y los investigadores esperan el resultado de la autopsia de los tres para determinar si ingirieron algún tipo de sustancia previa al suceso.

La tesis principal de que fue la madre la que provocó el incendio está prácticamente sellada y el Grupo de Homicidios de Almería está centrado ahora en intentar desvelar la motivación. Los agentes también han tomado declaración al cuñado de la mujer, que vivía con ellos, y que fue la persona que dio la voz de alarma al advertir que salía humo y fuego del dormitorio principal del dúplex en el que residían.

EL PADRE DE LOS NIÑOS
El hecho de que la puerta de la habitación estuviera atrancada por dentro con el somier de la cama de matrimonio y que la puerta de la terraza estuviera cerrada también desde el interior hace que los investigadores prácticamente descarten que el cuñado y hermano del marido de la mujer esté relacionado con el suceso.

El padre de los niños, camionero de profesión, se encontraba en Alemania llevando una mercancía en el momento del incendio y se está a la espera de que regrese en las próximas horas. Su testimonio sobre la relación que mantenía con su esposa será determinante para atar las pesquisas.

La investigación también se detiene sobre el historial clínico de la madre, y los agentes están revisando si consultó o recibió tratamiento psicológico. Los investigadores están inmersos en una ronda de declaraciones de testigos entre los que se encuentran vecinos, amigos y conocidos de la mujer.

Algunos de ellos han informado a los agentes de que la madre de los niños apenas salía a la calle en las últimas semanas. La familia, originaria de Costa de Marfil, llevaba siete años residiendo en Almería.

EL CUÑADO LLAMÓ A LOS BOMBEROS
El matrimonio y sus dos hijos residían en un ático -que también es un dúplex- en el barrio periférico de Alquián, en la capital, junto con el hermano del hombre. Fue él quien alertó a los bomberos tras comprobar cómo desde el piso de arriba salía humo de la habitación
principal.

Intentó abrir la puerta del dormitorio, pero no pudo porque el acceso estaba bloqueado. Los bomberos tuvieron que derribar la puerta ante la imposibilidad de acceder a la habitación en la que se encontraban los tres. La familia vivía en unas condiciones muy precarias