Compartir
Desconectarán y donarán órganos de mexicana que fue drogada, abusada y dejada en coma
Desconectarán y donarán órganos de mexicana que fue drogada, abusada y dejada en coma

Los Ángeles, California.- La mexicana Hilda Marcela Cabrales, joven de 26 años residente de Estados Unidos, asistió a una fiesta junto a su amiga, la modelo Christy Giles, en la que ambas fueron víctimas de tres hombres encapuchados y vestidos de negro que las drogaron, agredieron y abandonaron en dos hospitales de Los Ángeles.

Fue el 13 de noviembre cuando Giles y Cabrales salieron para celebrar el cumpleaños 24 de la modelo, pero horas más tarde, las abordaron encapuchados que bajaron de un vehículo compacto sin placas, al que las subieron para luego abandonarlas en dos hospitales de la ciudad californiana.

Giles perdió la vida ese mismo día y a finales del mes de noviembre la mexicana Hilda Marcela fue reportada sin actividad cerebral, cuestión por la cual el 30 de noviembre sus padres decidieron desconectarla y donar sus órganos para beneficiar a 12 personas, recopila Proceso.

Qué pasó con Hilda Marcela en el cumpleaños de su amiga
Hilda Marcela Cabrales Arzola, de 26 años, egresada de Arquitectura de la Universidad de Monterrey, festejó en Soho House el aniversario 24 de su amiga Christy Giles y luego ambas fueron al After Hours Warehouse Party, en la frontera con East donde se encontraron con tres hombres que las invitaron a un «after party» en Hollywood Hills.

Los hombres aseguraron que serían devueltas a través de vehículos de transporte con conductor por medio de aplicación, pero en lugar de esto, terminaron abandonadas en hospital por los mismos hombres que lucían encapuchados.

De acuerdo a The Sun, el grupo de encapuchados fueron interrogados por detectives y aseguraron que ellas consumieron la heroína, sufrieron la sobredosis y por eso las llevaron al hospital.

Sin embargo, Jan Cilliers, esposo de Giles, contó que trató de comunicarse ese día con su esposa, pero no lo logró. Por ese motivo utilizó una aplicación que compartían en sus celulares por seguridad y ahí vio que las últimas direcciones que aparecían de ella eran en West Hollywood y un hospital en Culver City, con 12 horas de diferencia entre ambas.

También indicó que el último mensaje que las amigas intercambiaron fue a las 5:30 de la mañana cuando Giles texteó a Cabrales «¡Vámonos de aquí!», junto a un emoji de asombro.

Piden justicia por la mexicana Hilda Marcela en EU
Justicia para Hilda Marcela, joven duranguense, claman en redes sociales luego de que se diera a conocer que fue abandonada al borde la muerte en la entrada de un hospital de Los Ángeles por encapuchados luego de que saliera a una fiesta.

A través de la plataforma Change.org solicitaron el apoyo de las autoridades mexicanas y duranguenses para intervenir por una joven duranguense que se encuentra grave en un hospital de Los Ángeles, California.