Compartir
Doctores operan a niño de 4 años y le realizan la vasectomía por error
Doctores operan a niño de 4 años y le realizan la vasectomía por error

Texas.- Un niño de 4 años fue víctima de un error irreparable después de que una doctora le hiciera una vasectomía, cuando la operación programada era para retirarle una hernia, todo esto, en Texas, Estados Unidos.

Una doctora cortó por error el conducto deferente a un niño de cuatro años y ahora, junto a un hospital, enfrenta una demanda por 250 mil dólares

La triste historia del menor de edad inició cuando la profesional de la salud Susan L. Jarosz le detectó una hernia en la ingle, por lo que sugirió una intervención quirúrgica.

Con el consentimiento de los padres, se programó el quirófano para el 4 de agosto de 2021.

Todo se realizó sin contratiempos, sin embargo, cuando se hizo un examen patológico al tejido extraído todo fue muy claro: también había parte del conducto deferente, es decir, una vasectomía no esperada.

Al saber la noticia, los tutores del niño demandaron al Texas Children’s Hospital, según el Miami Herald.

«Después de la operación, el saco de la hernia fue enviado a patología. El informe patológico señaló tejido del conducto deferente incluido en la muestra del saco de
la hernia: una vasectomía no deseada», se lee en el documento de la denuncia.

Hay que resaltar que el conducto deferente se encarga de transportar espermatozoides fuera de los testículos.

Cabe destacar que el infante tendrá problemas reproductivos, pues solo se cortó el conducto del lado derecho, conocido en medicina como vasectomía parcial.

Por su parte, la doctora se disculpó con la familia y sostuvo que se trató de un error, aún así, los padres del menor esperan una indemnización de 250 mil dólares estadounidenses para usarlos en tratamientos médicos.

El cuerpo legal de la familia afectada aboga: «Tener lo que es esencialmente una vasectomía involuntaria a la edad de 4 años es un resultado inaceptable cuando un
paciente se somete a una cirugía de reparación de hernia. Además, los efectos emocionales y psicológicos de vivir con este conocimiento son insondables, primero para los padres y luego para el mismo niño».