Compartir
Madre se suicida y mata a su hijo de 3 años al saltar desde una altura de 30 metros
Madre se suicida y mata a su hijo de 3 años al saltar desde una altura de 30 metros

Según los informes, la madre que se precipitó a su muerte el año pasado en Petco Park mientras sostenía a su hijo pequeño en sus brazos, había buscado «suicidio fácil» en su teléfono celular antes de saltar, y luego miró con calma a su novio mientras caminaba hacia su muerte.

Antes de caer, Raquel Wilkins, de 40 años, acababa de comprar un algodón de azúcar para su hijo Denzel Wilkins-Browning, de 2 años, e inusualmente pidió una selfie familiar en el estadio de beisbol donde verían el juego de los «Padres», dijo su novio, Christopher Browning, al San Diego Union-Tribune.

Mientras Browning pensaba que sólo estaban disfrutando de las «hermosas vistas» desde las gradas superiores, su pareja de repente lo miró fijamente con «un silencio espeluznante, como en una película», dijo.

«Fue tan rápido, tan rápido”, dijo Browning y “literalmente una fracción de segundo después” sumergirse casi 30 metros con su niño pequeño.

Ambos se fueron. Estaba muy tranquilo. Estaba completamente conmocionado”, dijo, mencionando que instantáneamente supo que su pareja y su hijo estaban muertos.

Browning habló de lo ocurrido por primera vez recientemente, ya que la familia de Wilkins se negaba a creer que se tratara de un asesinato-suicidio y no de un accidente, según dictaminó el Departamento de Policía de San Diego.

El novio insistió en que la caída de la muerte fue “muy intencional, muy planeada”.

Wilkins se había vuelto cada vez más paranoica y delirante en los meses anteriores, alejándose “más y más de la realidad”, dijo.

El día antes de su muerte, Wilkins buscó «suicidio fácil» y «medios de suicidio» en su teléfono, según los registros de la autopsia.

También se derrumbó y le preguntó a su compañero «¿por qué no nos matas a los dos?», además de que el día en que murió habló dos veces sobre qué tan alto debía estar alguien para que caer garantizara la muerte, dijo Browning.

Al menos un testigo de la caída fatal le dijo a la policía que fue “cien por ciento intencional”, dijo el periódico después de una revisión de los documentos.

Su comportamiento al subir era tan tranquilo. Ni siquiera miró hacia abajo. Parecía que estaba tratando de saltar una valla”, dijo el testigo, según el informe policial.

Browning dijo que, por más doloroso que sea admitir que fue un asesinato-suicidio, la única forma de “honrar a Denzel y a ella es ser sincero”.

Y para hacer el duelo de manera saludable, hay que honrar la verdad”, dijo.
“Me encantaba su núcleo”, dijo sobre Wilkins, mientras que su hijo, que habría cumplido tres años el día después del Día del Padre, “era hermoso y estaba feliz y aprovechaba al máximo la vida”.

Estoy agradecido por los años que tuve con él y estoy seguro de que lo volveré a ver”, dijo.