Inicio Mundo Pareja de recién casados hace trío con una de sus damas de...

Pareja de recién casados hace trío con una de sus damas de honor en su noche de bodas

979

INGLATERRA.- Una pareja británica de recién casados compartió en un episodio del programa web de Truly «Love Don’t Judge», y posteriormente retomado por el NY Post, por qué decidieron dejar que una de sus damas de honor los acompañara en un trío en su noche de bodas.

El programa, que cuenta con casi 60 mil suscriptores en YouTube, presenta parejas de todo el mundo que traspasan los límites de las expectativas de la sociedad.

Katey, de 26 años, y su esposo Dan, de 25, se casaron en Devon, Inglaterra, en septiembre, después de seis años de noviazgo.

En un episodio del programa que se emitió la semana pasada, la pareja recordó haber discutido sus fantasías sexuales y haber tomado la decisión de acostarse con otras personas para cumplir sus deseos.

Dan le dijo a Katey que quería verla con otra mujer, lo que la dejó «sorprendida» al principio. Al final, les abrió las puertas para que vivieran juntos nuevas y emocionantes experiencias, incluso en su noche de bodas.

Terminamos llevando a una de mis amigas a nuestra habitación. Tomamos unas copas y terminamos haciendo un trío con ella, y fue muy divertido”, dijo Katey, quien se identifica como bisexual. «Ella es una de mis mejores amigas, así que fue muy cómodo», añadió.

Fantasías y emoción en la relación.
La pareja ha recorrido un largo camino desde que discutieron sus fantasías y ya no experimenta celos, al menos no de una manera que dañe su relación.

Al principio, Katey pensó que podría ser difícil ver a su pareja con otra mujer, pero en realidad le pareció atractivo.

Los celos son parte de esto, hacen que las cosas sean más emocionantes», explicó Dan.

Su familia le ha dado la espalda
Aunque la no monogamia consensuada ha acercado a Katey a su marido y a sus nuevos amigos, su familia no la ha aceptado tanto.

Creo que gran parte del juicio que recibí proviene de mi familia. Desaprobaron lo que estaba haciendo y realmente ya no me hablan por eso”, dijo.

Katey dijo que su familia no asistió a su boda y calificó sus interacciones amorosas como «repugnantes».

Por suerte para ellos, han cultivado una comunidad con otras personas que comparten intereses similares y no juzgan su vida romántica y sexual.