Asnos viven brutal maltrato hasta su muerte, para hervir su piel y hacer exótica gelatina medicinal

Compartir

Ciudad de México.- La vida de los asnos es muy corta, pues desde los cinco meses pueden dejar de respirar con un golpe en la cabeza o desangrados por un corte en la garganta, con el fin de poder hervir su piel para hacer gelatina para una medicina tradicional china llamada ‘ejiao’, como lo revela una investigación de Personas por el Trato Ético de los Animales en Asia (Peta).

Un video de la organización por los derechos de los animales muestra a trabajadores de mataderos aprobados por el gobierno golpean a estos animales, luego de largos viajes sin agua y comida.

“Kenia abrió tres mataderos de asnos en los últimos tres años. Los asnos son transportados en camiones desde países vecinos como Etiopía, Tanzania y Uganda que ya han establecido normas contra esta cruel práctica.

“El viaje es agotador y puede durar varios días, durante los cuales los asnos son privados tanto de comida como de agua. Los asnos son lastimados y algunos mueren durante el transporte”, relata Peta en su sitio web.

Aquellos que no logran sobrevivir son arrojados a las afueras del matadero y si parecen agonizar tienen el mismo final, sólo que unos cuantos golpes más y una eterna agonía.

“Muchos países africanos como Botsuana, Burkina Faso, Mali, Níger, Senegal, Tanzania y Uganda han prohibido la exportación de piel de asno o han cerrado los mataderos de propiedad china.

Sin embargo, a pesar de la advertencia de la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar de China de que el ejiao es tan solo «piel de asno hervida», los mataderos de asnos continúan operando en países como Kenia para satisfacer la demanda de China del producto”, agrega.

Comentarios