Papanicolau ya no será la única opción para detectar cáncer cérvicouterino

Compartir
El experimento fue popular entre las mujeres, lo que significa que la aplicación de estas muestras elevaría la participación en los programas de detección y prevención de cáncer cérvicouterino.

Reino Unido.- Investigadores han desarrollado una prueba no invasiva para las mujeres, la cual podría detectar el cáncer cérvicouterino, por lo que el Papanicolau podría dejar de ser una opción. Las pruebas consisten en tomar muestras vaginales y de orina.

Durante la Conferencia sobre el cáncer NCRI de 2019, la doctora Belinda Nedjai, investigadora y directora del Laboratorio de Epidemiología molecular de la Universidad Queen Mary de Londres del Reino Unido, explicó que la prueba de auto-muestreo demostró que puede medir los cambios químicos que se detectan en la muestra de orina y fluidos vaginales, esto para medir el riesgo de cáncer.

“Hasta donde sabemos, este estudio es el más grande para probar un clasificador de metilación, llamado S5, en orina y muestras cervicales auto-recolectadas para detectar lesiones pre-cancerígenas en mujeres que han sido derivadas para una mayor investigación”.
Doctora Belinda Nedjai

Asimismo mencionó que el experimento fue popular entre las mujeres, lo que significa que la aplicación de estas muestras elevaría la participación en los programas de detección y prevención de cáncer cérvicouterino:

“Es probable que el uso inicial del auto-muestreo sea para las mujeres que no asisten a la clínica después de una invitación de detección y los países sin un programa de detección de cáncer de cuello uterino.”
Doctora Belinda Nedjai

Se espera, por lo tanto, que dicho test se convierta en la prueba estándar para la detección de cáncer pues, de acuerdo con el estudio, se demostró que las mujeres preferían hacerse el estudio en casa a asistir a la clínica.

“Esperamos prueba de muestreo para mejorar las tasas de aceptación para la detección del cáncer de cuello uterino, así como reducir los costos para los servicios de salud y mejorar el rendimiento de los programas de detección”
Doctora Belinda Nedjai

Actualmente, el Papanicolau se realiza dentro de una clínica en donde, posteriormente, se hace la prueba del virus del papiloma humano (VPH); sin embargo, éste es un método demasiado sensible aunque su efectividad es realmente bueno cuando los casos son positivos pero se necesita una segunda prueba para descartar el VPH cuando se es propensa al cáncer.

Los resultados de su investigación arrojaron que al usar el S5 en muestras cervicales, la precisión fue del 100% para detectar el cáncer del cuello uterino, mientras que para mujeres que han salido positivas en pruebas de VPH, la efectividad resultó en un 93%.

Con los resultados tan positivos que ha arrojado la investigación, la doctora Nedjai espera que estas muestras puedan realizarse desde la comodidad del hogar para el análisis del VPH sin necesidad de asistir a una clínica.