Inicio Estatal Muere la niña sonorense Darinka víctima del mortal cáncer en Ciudad Obregón

Muere la niña sonorense Darinka víctima del mortal cáncer en Ciudad Obregón

897

Ciudad Obregón, Sonora.- La pequeña guerrera Darinka Ulloa Aguilar, había sido  diagnosticada en el mes de septiembre del 2016 con el padecimiento de Leucemia Linfoblástica Aguda, cuando apenas tenía 6 años de edad, después de que presentar complicaciones para respirar y dolor en el pecho.

“Alrededor de una semana fue la realización de varios estudios sin ninguna sospecha a lo que podría tener mi hija, pero desafortunadamente en los resultados se le diagnosticó Leucemia Linfoblástica Aguda», dijo la señora Alga Aguilar, madre de Darinka.

La niña ingresó al área de Oncología Pediátrica del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde inició su tratamiento de quimioterapia, el cual tendría una duración de 120 semanas.

“Primero no me sentía agusto, pero me acostumbré a las consultas, a las quimioterapias y a los piquetes de las enfermeras, porque yo sabía que eso me iba a curar”, contó la pequeña.

Por fortuna Darinka, tuvo una respuesta favorable al tratamiento y el pasado 23 de enero del 2020, toco la «Campana de la Vida» a la edad de 9 años, como señal de haberle ganado la batalla al cáncer.

La pequeña se mostró muy agradecida con las personas que realizaron cadenas de oración por ella, además de muy contenta y bendecida.

Lamentablemente casi 7 meses después se dio a conocer que la niña Darinka, falleció a consecuencia del mortal cáncer, que había invadido de nuevo su cuerpo.

La comunidad de la institución a la que asistía «Liceo Excell» envía sus más profundas condolencias y acompaña a la Famila Ulloa Aguilar en su dolor.

«El amor y cariño que sembraste con tu llegada a Liceo Excell nunca se apagará».

Hoy llegó el momento de decirnos hasta pronto, como lo hacemos con todos nuestros alumnos que tomarán nuevos rumbos. Culminaste tu carrera, cesó tu arduo trabajo. Te gradúas ante la vida con grandes honores.

Hoy más que una alumna te conviertes en gran Maestra, aunque pequeña y muy joven inculcaste en nosotros tanto a pequeños y grandes, valores como la amistad, resiliencia, fortaleza, perseverancia y valentía.

Nos has enseñado y dotado de cosas muy sencillas, como el efecto tan positivo que tiene en los demás una sonrisa real y sincera al llegar contenta y feliz a tu colegio, hasta otras muy profundas, tales como el saber que la vida es un regalo de Dios y que el saber vivirla es un don.

Pasaste por Kinder como una bella mariposa traviesa, llenaste de colores tus salones de primaria. Te apropiaste de todos los corazones que compartieron contigo grandes momentos. Nos compartiste tu bella esencia y dejaste huella imborrable en nosotros. Hoy tienes una nueva tarea: iluminar el cielo con tu sonrisa y eterna luz.

Gracias por amar, jugar, sonreír y reír con nosotros! Gracias por tanto Darinka. Te llevaremos por siempre en el corazón.

Descanse en paz nuestra bella niña Darinka.